Para el Foro Social Europeo de Paris. Noviembre de 2003

¿QUÉ HACEMOS CON LA PROSTITUCIÓN?

INTRODUCCIÓN. EL POR QUÉ DE ESTE DEBATE.

De un tiempo a esta parte el tema de la prostitución está llegando a foros de distinta índole. Esto se está dando tanto a nivel institucional como social, de hecho este texto lo elaboramos como respuesta a documentos enviados por compañeras, para plantear cuestiones, con el objeto de posicionarnos en el foro social europeo de París. Existen intereses políticos e institucionales de nuestros gobiernos, que explican el protagonismo actual de esta cuestión que están intentando legislar (en todas las propuestas se criminaliza la prostitución de calle) . La tendencia de nuestros gobiernos europeos es el abolicionismo o sea la penalización y prohibición de la prostitución más visible que es la de calle. Con respecto a la ejercida en los club algunas posiciones desde el poder defienden este creciente negocio pero en detrimento de la de calle. Sin embargo tampoco las trabajadoras de los club se ven beneficiadas con estos intentos de legislación ya que se regula la actividad empresarial pero no la actividad laboral ni sus derechos. De hecho ninguna posición de nuestros gobiernos apuesta por un reconocimiento laboral ni de derechos de ninguna clase para estas mujeres.

1º QUE IMPLICAN LAS PROPUESTAS ABOLICIONISTAS Y EL NO RECONOCIMIENTO LABORAL PARA LA VIDA DE ESTAS MUJERES.

Estas políticas, que obedecen a consignas gubernamentales y plantean el no reconocimiento laboral y la abolición, es decir la prohibición de la actividad, tienen unas consecuencias directas en la vida de las trabajadoras. El no reconocimiento laboral y las propuestas abolicionistas se traducen en actuaciones policiales, detenciones masivas, ingresos en centros de internamiento y posteriores deportaciones en muchos casos, pues como ya sabemos actualmente la mayoría de mujeres que ejercen la prostitución en la calle en Europa, son inmigrantes "sin papeles". De hecho en la actualidad, en algunos territorios estamos asistiendo al acoso policial y aplicación masiva de la ley de extranjería( con la vulneración de derechos humanos que eso supone) por lo menos en las zonas más visibles de la ciudad, teniendo que desplazarse muchas de estas mujeres a zonas alejadas marginales y peligrosas para poder seguir ejerciendo la prostitución.

Se habla de "barrerlas de las calles" o de ¿"defender sus derechos"? con propuestas abolicionistas que llevan directamente a actuaciones policiales, detenciones y aplicación de la ley de extranjería. El pasado 19 de Octubre en Madrid y Barcelona se realizaron dos manifestaciones denunciando estas actuaciones que vulneran los derechos humanos de estas mujeres, las cuales piden espacio y respeto policial y social para seguir trabajando. Las asociaciones de trabajadoras del sexo convocantes reivindicaron el reconocimiento laboral (pues muchas de ellas son autónomas, no dependen ni de chulo ni de mafia.) ante la vulneración de sus derechos más básicos y la progresiva precarización de su situación.

2º HISTORIA DE LOS PROHIBICIONISMOS. MARGINACIÓN, EXCLUSIÓN SOCIAL, CRIMINALIZACIÓN DE LAS MÁS VULNERABLES. TRABAJO SEXUAL Y GLOBALIZACIÓN:

Cuando desde el sistema de derecho de nuestros actuales gobiernos, se pide la abolición de algo, esto se traduce en legislaciones penalizadoras y prohibicionistas. Echando una mirada a nuestra historia más reciente y desde la perspectiva de un foro como este, es ya sabido que los prohibicionismos, lejos de evitar las situaciones, las empeoran aún más al condenarlas a la marginalidad y la ilegalidad. Ejemplo de esto es la política prohibicionista de drogas, que en países como España se han cobrado miles de muertos por Sida que se propagó facilmente debido a la marginalización y criminalización del consumo de determinadas sustancias. Lejos de evitar el sufrimiento, las leyes prohibicionistas favorecen esos mercados y mafías marginales debilitando y poniendo en peligro a los consumidores. Otro ejemplo de las nefastas consecuencias de este tipo de medida, es la ley de extranjería que pretende acabar con el fenómeno de la inmigración y que en realidad se está cobrando millones de vidas (pateras...), y posibilitando una nueva clase de personas sin derechos convertidas en mano de obra más barata . Las propuestas abolicionistas puestas en práctica se traducen en penalización, criminalización, marginación y por tanto peligro, asimismo fortalece a las mafias y proxenetas de mayor poder, y debilita en gran medida a las personas que ejercen la prostitución.

Evidentemente la causa de la prostitución no está en la legislación. Estamos en un sistema patriarcal que genera una relación de género desigual, con todas las consecuencias que esto implica a todos los niveles de la vida, entre otros en el terreno sexual donde el hombre ante la insatisfacción busca sexo a cambio de dinero. Las causas de la demanda por parte de la mayoría de los hombres de nuestra sociedad, tienen unas profundas raíces basadas en miles de años de patriarcado. Por otro lado, actualmente la industria del sexo es un negocio creciente potenciado desde todos los medios, en internet nos invaden, en los medios de comunicación venden una imagen de la mujer como objeto sexual al gusto del hombre. Además actualmente en Europa vemos como miles de mujeres inmigrantes recurren a la prostitución como medio de sacarse dinero, no sólo para ellas, sino para enviar a sus países de origen. Los países de los que han tenido que salir en busca de recursos económicos, pertenecen al llamado tercer mundo, llevan años sufriendo un proceso de explotación y devastación, primero por la colonización de las grandes potencias y luego por la globalización, que como ya sabemos, trae nefastas consecuencias para las formas de vida en estos países. Ante el crecimiento de la pobreza y la aniquilación de las anteriores formas de vida, muchas personas de estos países, salen en busca de recursos, lo que explica entre otras cosas el actual flujo migratorio. Para muchas de las mujeres de estos países, el trabajo sexual se convierte en una de las pocas formas de ganarse la vida que le ofrece la sociedad occidental. Ante causas de tal envergadura, ¿cómo podemos pretender acabar con esto a base de leyes prohibicionistas que criminalizan a las personas que la ejercen(como si ellas fueran la causa y no la consecuencia)? La ilegalidad es ademas un terreno fértil para las mafías y demás explotadores. Al igual que la ley de extranjería, que prohibe la libre circulación de algunas personas y potencia la creación y enriquecimiento de mafias y redes, la ilegalización del trabajo sexual y desprotección de los derechos de las personas que lo ejercen, lejos de acabar con ello, potencia el crecimiento de las mafias y redes ilegales.

3º PROSTITUCION VIOLENCIA DE GENERO, OTRAS PROSTITUCIONES, OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA DE GENERO. ¿QUIÉN EJERCE LA VIOLENCIA DE GENERO Y DESDE DONDE EN ESTE MUNDO PATRIARCAL Y GLOBALIZADO?

Con respecto a la violencia de género, la prostitución es señalada generalmente como la única forma de violencia de género o la peor, al considerar que no se realiza el acto sexual por "amor" sino por dinero (o comida o regalos...).¡Cúan ingénuas somos al creer que en un patriarcado como este, es el trabajo sexual la única ocasión en que se realiza el sexo por intereses mercantiles! ¿Cómo creemos que funcionan millones de matrimonios? ¿Son tan idóneas las relaciones sexuales hombre/mujer como para pensar que sólo en el marco de la prostitución se hace a cambio de...? ¿Es la prostitución el único marco donde se explicita la relación de poder hombre/mujer? ¿Acaso no hay más víctimas mortales a manos de los maridos que de los clientes?. ¿No hay mil formas de prostituirse en este sistema globalizado, que no implican necesariamente un intercambio sexual? ¿No nos educan desde la institución familiar en la desigualdad de género como algo "natural"? ¿No se encargan las instituciones religiosas y la familia, de perpetuar el papel prostituído de la mujer, pero eso sí, sólo son putas las que cobran? ¿ No habrá que preguntar a las trabajadoras sexuales si siempre padecen violencia? Respondiendo a esta cuestión, una de las vejaciones a las que se ven sometidas las trabajadoras sexuales, es cuando intentan denunciar una violación y no se les permite, al considerar que siempre que trabajan son violadas. Ellas sin embargo hacen una distinción muy clara entre un servicio y una violación, de hecho, muchas se sienten humilladas con esta perspectiva victimizadora, porque no se les reconoce su capacidad de negociar con el cliente. Pero en un marco patriarcal como el nuestro, identificamos sexualidad siempre con preponderancia del macho sobre la hembra, sin reconocer que incluso dentro del marco mercantil, puede haber distintas posiciones, dependiendo de los derechos y condiciones de trabajo, que posibilitan la capacidad de negociar.

Muchas son las formas de violencia de género que se dan en nuestro actual sistema patriarcal y globalizado. De hecho muchas son las víctimas mortales, no solo a manos de sus parejas, sino a causa de la anorexia, por ejemplo, víctimas de un mundo donde se impone una única e imprescindible forma de "belleza".etc...

Queda la manida cuestión de la "libre elección" según la cual una prostituta jamás habrá elegido ejercer esa actividad libremente. En este mundo dominado por intereses mercantiles ¿Quién elige libremente? ¿Elegimos nuestros empleos cada vez más precarios? ¿Elegimos los accidentes laborales, que se cobran miles de víctimas? ¿Elegimos quemar nuestra salud en invernaderos, minas o fábricas...? ¿No será que estamos todas en el mismo barco?

4º SITUÁNDONOS EN EL PATRIARCADO Y EN UN MUNDO GLOBALIZADO. PAPEL DE LA SEXUALIDAD FEMENINA
¿Y EL FEMINISMO?¿QUÉ IMPLICAN ESTAS POSTURAS PARA EL CRECIMIENTO Y UNIÓN DEL MOVIMIENTO FEMINISTA.

En este mundo patriarcal el papel de la sexualidad femenina es uno de los elementos más importantes de control social, que hace posible que este sistema se perpetúe. La mujer heterosexual en el marco de la pareja, es la única opción socialmente aceptada y para la que se nos educa. Todo lo que está fuera de ese marco se estigmatiza, margina o excluye (incluso se criminaliza). La sociedad divide entre mujeres buenas y malas o víctimas y no víctimas. Desde el marco de un foro antiglobalización y desde la asamblea feminista, ¿No deberíamos cuestionarnos todo esto en vez de seguir el juego a la globalización pidiendo prohibiciones que vulneran los derechos de esa mujeres "malas" o "víctimas"?. Estas categorías que nos separan a unas de otras, garantizan que no crezca el movimiento feminista, ya que partimos de la división patriarcal de la mujer.

Desde esa división patriarcal ¿Acaso la mujer blanca y formada, está dotada de algún tipo de "superioridad moral" que le permite tomar decisiones y hacer propuestas en nombre de otras mujeres, que no son interlocutoras válidas a la hora de reivindicar sus propios derechos?¿Hasta qué punto le seguimos el juego al patriarcado pidiendo leyes para resolver algo que está en la esencia misma del patriarcado y la globalización?.¿El problema no será la doble moral que criminaliza a la prostituta dejando totalmente indemne de responsabilidad al cliente, que es quien hace posible este fenómeno? Mientras señalemos con el dedo la prostitución más visible, buscando soluciones que incidan sólo en esta, y respetando el anonimato del cliente ¿No estaremos facilitando la perpetuación de un sistema basado en la doble moral, ya que desenmascararlo haría tambalearse instituciones tan básicas como la iglesia y la familia?.

ESTIGMA Y DOBLE MORAL ¿Y EL CLIENTE?. ¿EL PROBLEMA ES LA PUTA O LA DOBLE MORAL QUE PERPETUA ESTE SISTEMA A TRAVÉS DE SUS INSTITUCIONES COMO LAS IGLESIAS Y LA FAMILIA.

¿No sería más eficaz luchar contra el estigma social que recae sobre estas mujeres, junto a ellas, en vez de fomentarlo con posiciones victimistas y criminializadoras?

Desde este punto de vista, en torno a lo que hay que trabajar y elaborar propuestas de actuación, es precisamente hacia esta sociedad supuestamente "normal", que condena a las prostitutas al rechazo social y marginación, abocándolas de esta manera a una precariedad social y afectiva que les aísla ¿No seremos tod@s responsables del estigma social que precariza aún más la vida de estas mujeres?

5º¿QUÉ DICEN ELLAS, CUAL ES SU ACTUAL SITUACIÓN, QUÉ QUIEREN, QUÉ NECESITAN, QUÉ DENUNCIAN, QUÉ NOS PIDEN.

Como dije anteriormente, el pasado mes de Octubre en Madrid y Barcelona hubo dos manifestaciones convocadas por las asociaciones de trabajadoras del sexo Hetaira y Licit.(adjunto documento de Licit sobre la movilización del 19 de Octubre). Actualmente denuncian el recrudecimiento de la situación y las continúas redadas y detenciones por parte de la policía, así como las deportaciones forzosas. Al ser la mayoría inmigrantes "sin papeles" se ven totalmente despojadas de derechos humanos, expuestas a las agresiones y abusos policiales. Además se les impide el ejercicio de la prostitución en las zonas céntricas, con lo cual se tienen que desplazar a zonas más alejadas, marginales y peligrosas para poder seguir trabajando.

Quieren regularizar su situación en el país (las "sin papeles"), y trabajar en zonas seguras. Denuncian la actual vulneración de sus derechos humanos, y nos piden apoyo al resto de la sociedad; de hecho asociaciones y colectivos de diferentes índoles hemos apoyado estas convocatorias.

También nos cuentan la progresiva precariedad que están padeciendo, fruto también de la globalización económica. La industria del sexo está cada vez más concentrada en menos manos, grandes monopolios, empresarios de club de alterne...en definitiva, las trabajadoras cada vez tienen menos autonomía y mayor precariedad. Muchas de ellas son autónomas y quieren seguir siéndolo.

6º UNIDAS ANTE LA PRECARIEDAD Y CONTRA LA GLOBALIZACIÓN

A todas nos afecta la precariedad que avanza implacable, fruto de la globalización económica.
A todas nos afecta este sistema patriarcal, basado en la desigualdad de género.
A todas nos han llamado "puta" alguna vez.

Todas tenemos que estar pendientes de cualquier vulneración de nuestros derechos y dispuestas a unirnos para denunciar y reivindicar.

Evidentemente en ese otro mundo posible, apostamos por la erradicación de la prostitución, pero como consecuencia directa de una organización social no patriarcal y basada en la igualdad de los géneros, lo que llevaría a la erradicación también de muchas otras cosas... sabemos que esto no se consigue a golpe de ley represiva, que sólo empeora la situación(modo patriarcal propio del mundo globalizado). Estamos en el momento que estamos y hemos de permanecer atentas y no confundir niveles de análisis, atentas a cualquier vulneración de derechos, ese es ahora nuestro cometido. Hemos de romper divisiones y unirnos, legitimar propuestas, lejos de intereses institucionales y contar siempre con la participación de las mujeres a las que atañe, en este caso las trabajadoras sexuales. No podemos aceptar propuestas que no vengan de ellas, que son las más conocedoras del asunto. Hay que dotarlas de derechos y autonomía, considerándolas siempre las auténticas interlocutoras válidas. Desde ahí se puede luchar contra la globalización patriarcal y el estigma social que perpetúa el papel subordinado de la mujer, transgredir y reivindicar nuestra autodeterminación sexual. Unidas en la lucha contra la precariedad, conseguiremos la fuerza que da la unión, romper el modelo patriarcal, mujer buena/mala o víctima/feliz. Partiendo de la lucha feminista como base, si queremos algún cambio real hacia un mundo más justo.